octubre 26, 2020

El poder de la oración

El hombre por su naturaleza necesita creer en algo, desde que el ser humano fue consiente de haber recibido de Dios la facultad y la certeza de la palabra que fue hecho a la imagen y semejanza de Dios, en su mente comenzó a percibir la grandeza de lo que le rodea, es cuando el hombre comenzó la búsqueda de Dios. Esto lo ha llevado a querer comunicarse con Dios, para llenar ese gran vacío existencial, que aparece al negar la posibilidad de la conversación directa con el ser supremo. La única forma directa de comunicación con Dios es la oración, pero los libros sagrados plantean que para llegar al padre se hace por intermedio de su hijo nuestro señor Jesucristo mediante la oración al juez justo.

La oración nace en el corazón de cada persona al sentir la soledad, aun cuando esté rodeado de semejantes. En esos instantes surge la necesidad de la comunicación con Dios, convencidos de su existencia y que mediante las enseñanzas que Jesucristo nos dejó, la forma efectiva de comunicación es la oración al juez justo, ella se realiza por muchos motivos, las plegarias van dirigidas al señor Jesucristo, en la búsqueda de protección y seguridad en el momento que más se necesite. Orar es abrir el canal espiritual del alma y de esta forma transmitir a Jesucristo el sentimiento de su espíritu, con toda la acumulación de sensaciones, experiencias y deseos. De esa forma se inicia la experiencia más sublime de la comunicación con Dios, siendo con la oración al juez justo que sentirá la presencia del espíritu santo y encuentra la respuesta de Dios. La oración al juez justo, es la forma de comunicarnos de manera efectiva con la infinita bondad de Dios. Es mediante esa comunicación con él que nos transmite su energía divina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *